lunes, 1 de febrero de 2016

GRACIAS POR LA VIDA...


Gracias, vida, caida, piscina


(Fotos adquiridas en google)



Gracias por la vida, en la que nos cuidas cada día


Queridos lectores:

Otra vez de nuevo por aquí, la verdad es que  estoy deseando escribir y contaros sobre mis aventuras y experiencias a lo largo de la semana.
Aventuras  como pueden ser caerte a la piscina, golpearte las costillas y un codo, salpicarte un ojo con el antialgas, auto rescatarte porque nadie te oye,
y todo ello para dar la bienvenida a Febrero ¿qué os parece?
¡lo que no me ocurra a mi!

La semana ha sido ajetreada, examen tras examen (no míos claro) implicando viajes a Valdepeñas, lo cual me gusta bien poco, pero lo hemos arreglado con una vueltecita  por las rebajas (alguna cosilla ha caído).
Por otra parte, recuperándome del cansancio adquirido en el intento de poner nuestra casa al día tras nuestro viaje a Tenerife. Prácticamente parece ser misión imposible. Así que básicamente los días trascurren como una atracción de feria, que aunque quieras que pare en algún momento porque te mareas de tanta vuelta, no para.

Sobre todo, un sentimiento de agradecimiento brota en mi corazón hacia mi Dios  por la vida pasada, por la vida presente, por la vida futura;  solo El está al control de todo, y esa es mi tranquilidad, mi reposo, y confianza.

Gracias a mi Dios por esa familia que Él escogió para mi, como son:
Mis papás, pues son los mejores papás que cualquiera pudiera haber tenido;
Mis amados hermanos con los que crecí y enfrenté todas las tormentas de la vida;
La familia que se añadió con mi matrimonio y los matrimonios e hijos de mis hermanos;
Mi amado esposo, e hijos con los que hemos construido nuestro HOGAR;
Y por supuesto mi familia en la fe tan amados para mi, todos ellos son mi vida, esta vida que a Dios le debe todo...

Para terminar, gracias a todos por leer mi blog y hacerme sentir importante, os deseo una maravillosa semana, chao chao chao.