martes, 17 de abril de 2018

La Fe mueve montañas




La fe mueve montañas

“LA FE MUEVE MONTAÑAS”



¿Quién no ha oído o usado esta frase alguna vez?

Sinceramente, la primera vez que la escuché (era yo jovencito) me imaginaba a un cristiano empujando una montaña para desplazarla ¡qué imaginación! ¡qué cosas se te ocurren cuando eres pequeño!

Sin embargo lo que hoy entiendo qué puede ser esa montaña, no va muy lejos de lo que pensaba antes. Creo que esas montañas no son un montón de piedras y tierra; sino problemas y situaciones difíciles de resolver que se presentan en la vida, y nos vemos incapaces de solucionar, excepto si contamos con una buena ayuda.

En el presente año, se celebró el 50 aniversario de la muerte de un hombre asesinado por querer mover una gran montaña y que otros querían impedir.
Era la tarde del 4 de abril de 1968. Martin Luther King, de 39 años de edad, salió a tomar un poco de aire en un balcón del Hotel Lorraine, el único de Memphis que aceptaba negros. Una bala, disparada desde un balcón frente al suyo, le penetró por la mejilla derecha y le alcanzó la columna vertebral. King murió poco después en el Hospital St. Joseph.

Martin Luther King Jr, es conocido como el hombre que lideró la lucha por los derechos humanos y civiles de millones de personas que tenían un color de piel diferente, y que supuestamente vivían en el país de las libertades, los Estados Unidos de américa. Ha sido un referente del movimiento por los derechos humanos en el mundo entero.

Para mover esa montaña, ese Everest o como quieras llamarlo, no estaba solo, contaba con la ayuda de otros como él y contaba con la ayuda de Alguien mayor que él.
Durante la marcha en Washington, en el año 1963, desde las escalinatas del monumento a Lincoln, pronunció un discurso ante 200.000 personas que ha pasado a titularse: “Hoy tengo un sueño”

¡Hoy tengo un sueño!

“Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.
Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual regreso al Sur. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trasformar el sonido discordante de nuestra nación, en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe podremos trabajar juntos, orar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que algún día seremos libres.”
(Martin Luther King)

MLK murió, tú y yo algún día moriremos, pero la FE que ayuda a millones de personas permanecerá para siempre. 

Mateo 17: 20…Les aseguro que si tuvieran fe, aunque sólo fuera como un grano de mostaza, le dirían a este monte: “¡Quítate de ahí y ponte allí!”, y el monte cambiaría de lugar. Nada les resultaría imposible.

Carmelo Muñoz