miércoles, 24 de febrero de 2016

LA NORIA...






Los errores, rectificar es de sabios


QUERIDOS LECTORES:

De nuevo aquí,  me alegra mucho poder compartir con todos mis experiencias en este paso por la vida.

¿Quien admite con humildad la corrección? 
"Rectificación o enmienda de los errores o defectos de alguien o algo" (es uno de sus significados).
En la biblia en proverbios dice que es de sabios aceptar dicha corrección y yo en mi vejez me gustaría acabar así..."Sabia"
¿Porqué digo esto? está claro que no es fácil admitir cuando estamos equivocados, ya que tendemos a justificarnos en todo; sin embargo es fabuloso confesar humildemente que quien te corrige, te está ahorrando un error más en tu vida, y con ello, te ayudará a crecer.

Esta semana no ha sido nada especial... ¡La estufa se ha portado bien! ¡la piscina no me ha llamado a un baño! ¡viajar hemos viajado! (pero esta vez por tierra sin pasar controles de seguridad), por lo demás todo ha estado dentro de la normalidad. Lo único que hemos hecho fuera de lo habitual es pintar un dormitorio, y se nos dio bastante bien; En fin ocupados si hemos estado.

También es agradable tener tiempos en los que no ocurre nada y así descansar de las aventuras.
La vida en sí misma es como una noria, unas veces estamos de subidón como se suele decir en el lenguaje común, donde podemos ver el mundo bajo nuestros pies y aunque sintamos vértigo la sensación es... que ¡todo va bien! 
Y otras veces estamos de bajón  el cual parece que nos hallemos tan a ras del  suelo que la impresión es todo lo contrario, que... ¡nada va bien!.
Es curioso, todo depende de la perspectiva con que miramos las cosas, para unos la noria es una flipada y para otros es miedo e inseguridad. Todos, en algún momento de esta vida, nos encontraremos en la parte más alta en unas ocasiones y en la parte más baja en otras. Por ello, es importante no hacer este viaje solos, sino en la compañía de aquel que puede ser tu refugio, tu amparo, tu auxilio o también tu torre fuerte, tu baluarte y tu atalaya ¿Sabes quién es Él? JESÚS

Sin más que contaros en esta tarde, y deseando que os haya sido amena la lectura, daros a todos las gracias por vuestro precioso tiempo y a mi Dios por la vida y por la oportunidad que me brinda de compartir mis pensamientos, reflexiones, aventuras y vivencias. Os deseo una maravillosa semana chao, chao, chao.